Caballos árabes Caballos de raza pura

Los caballos árabes son los caballos de pura sangre más populares del mundo. La raza árabe es el más antiguo de los caballos de equitación. ¿Cómo mantener estos caballos?
La raza ha ganado reconocimiento debido a su resistencia, atractivo externo y rendimiento de alta velocidad.

Historia de la raza

La raza de caballos árabes fue criada por beduinos nómadas en la Península Arábiga. Los caballos que tienen rasgos similares con los árabes, se conocieron en 2500 años atrás.

Todavía no han sido señalados como una raza independiente, pero tenían los rasgos característicos que los distinguen de otros caballos: físico seco, baja estatura y cola alta. Un pequeño crecimiento y un físico seco son inherentes a todos los caballos que viven en áreas áridas, y la base bien desarrollada de la cola, debido a que parece estar elevada, es característica de las razas de caballos orientales, a saber, Akhal-Teke. Es decir, los caballos árabes y Akhal-Teke tienen raíces comunes.

Debido a las peculiaridades de la vida nómada de los beduinos, el desarrollo de la raza de caballos árabes se produjo de forma aislada.

Las tribus a menudo estaban enemistadas con los pueblos vecinos y entre ellos, por lo que era importante que un guerrero no perdiera su caballo. Los mantenían atados al lado de las carpas, y a veces los conducían a la carpa misma. Era absolutamente imposible vender crías de caballos, es decir, durante mucho tiempo, los caballos árabes fueron criados limpios.

Caballo árabe

Esta raza se valora a la par del caballo de raza pura y Akhal-Teke y se considera que es verdaderamente de raza pura, es decir, estos caballos fueron criados sin una mezcla de sangre de otras razas.

La formación final de la raza de caballos árabes ocurrió en el siglo VII. En este momento, los representantes de la raza tenían rasgos característicos por los cuales podían distinguirse inmediatamente de otras razas. Poco a poco, estos caballos comenzaron a conquistar el mundo. La popularidad contribuyó a las Cruzadas. Los europeos han apreciado los beneficios de estos magníficos caballos. Fueron muy apreciados los caballos árabes fuertes y rápidos. Los europeos lideraron los caballos conquistados y los usaron en la cría.

Durante siglos, Arabia, Túnez, Egipto y Turquía han suministrado caballos árabes de pura sangre. Pero al mismo tiempo, esta raza también se crió en Europa, Polonia, España, Francia, Inglaterra, y luego los EE. UU. Fueron famosos por su gran ganado.

Una diferencia especial entre el caballo árabe y otras razas es la llamada cola de "gallo", que el animal levanta con cualquier tipo de marcha rápida.

Estos caballos han ganado distribución mundial y hasta el día de hoy son la raza más criada del mundo.

La población ha disminuido significativamente después de las dos guerras mundiales, así como durante varios conflictos políticos. Por ejemplo, como resultado de la tensión política entre la URSS y los EE. UU. Durante mucho tiempo, no hubo intercambio libre de sementales de pedigrí. Debido a esta inconsistencia, los caballos de diferentes tipos se volvieron inherentes a diferentes países: en Australia y EE. UU. Criaron caballos medianos pero muy elegantes, y en Europa occidental criaron caballos grandes y rápidos, prestando poca atención a su elegancia. Los caballos árabes modernos no se utilizan con fines domésticos, y su apariencia es muy apreciada.

Apariencia de caballos árabes

Los caballos árabes presentan un cuello de cisne, un perfil de moda curvado y una frente grande.

Caballos árabes: caballos de increíble belleza.

El cuerpo del caballo árabe se ve masivo y poderoso. La altura a la cruz alcanza los 140-157 cm. Su físico es seco, por lo tanto, son ligeros pero fuertes.

La cabeza es grande, el hocico es relativamente estrecho y la frente es ancha. Las fosas nasales son grandes, pueden hincharse ampliamente, las orejas son pequeñas. El cuello es musculoso con una hermosa curva.

La espalda es recta, grupa muscular, piernas fuertes y secas. La raíz de la cola de estos caballos siempre está elevada, curvada en forma de arco y se desarrolla fuertemente al galope. Como todos los nativos del sur, los caballos árabes tienen el pelo corto, es sedoso y suave, por lo tanto, enfatiza perfectamente el alivio de los músculos.

El color puede ser variado, el más común es el gris, el rojo y el laurel, pero también los caballos árabes pueden ser grises en manzanas, negros o pálidos. En Europa, el pinto se consideró un matrimonio durante mucho tiempo, y las personas de este color se consideraron ignorables. En los EE. UU., Los caballos de este color han echado raíces, pero su cría sigue siendo baja.

Los caballos árabes son centenarios entre las razas domésticas.

Rasgos característicos de la raza árabe.

Los caballos árabes criados en las duras condiciones del desierto son naturalmente resistentes y rápidos. Los caballos árabes modernos son inferiores en velocidad a los de raza pura, pero tienen un equilibrio ventajoso de cualidades. No solo son juguetones, sino que también son extremadamente resistentes: pueden recorrer 100 kilómetros todos los días.

Además, los caballos árabes no son pretenciosos: se distinguen por su buena salud, alta fertilidad y longevidad (pueden sobrevivir hasta 30 años), además, pueden tolerar el calor y la sequía.

Los caballos árabes tienen un temperamento "caliente", son muy activos y móviles. Al mismo tiempo, son flexibles, están bien entrenados y hacen contacto con el propietario. Malcriar al personaje de este caballo con malos tratos es difícil.

Los caballos árabes son animales muy móviles y temperamentales.

Usando caballos árabes

Gracias a todas estas cualidades, los caballos árabes se utilizan en varias competiciones. Pueden participar en muchos deportes. Dado que esta raza pierde velocidad con respecto a los caballos de raza pura, organizaron especialmente carreras especiales que no son menos espectaculares. También participan en carreras de distancia, saltos, obstáculos, cabalgatas.

Pero la mayoría de los caballos árabes se usan fuera del deporte; han ganado popularidad en el turismo ecuestre, caminar, hipoterapia médica y entrenamiento de equitación. A menudo se encienden como mascotas.

En nuestro país, los caballos árabes son los más populares, suplantaron especies raras que son difíciles de mantener.

Debido a su hermosa apariencia, estos caballos se convierten en artistas del circo, festivales, cine y varios espectáculos.

Pero los caballos árabes se usan no solo para divertir al público, sino que con su ayuda mejoran otras razas. El flujo de sangre de esta raza mejora las cualidades de velocidad, salud y exterior. Es seguro decir que la sangre de los caballos árabes fluye en las venas de todas las razas, incluso en caballos de pura raza, caballos estadounidenses, manitas de oriol y camiones pesados.

Debido a la combinación de altas cualidades de los caballos árabes, esta raza se considera valiosa y de élite, esta situación ha estado ocurriendo durante muchos siglos. Aunque los caballos árabes son numerosos, siempre ocupan el segmento de precios más altos del mercado. En los Estados Unidos, en los años 80, estos caballos se utilizaron activamente como una herramienta de inversión junto con el arte. En la cima de la popularidad, el costo de un caballo alcanzó los 11 millones de dólares.

Deja Tu Comentario